Posteado por: Jose Donosti | 20 diciembre, 2010

Oxi Action a.k.a “Oxi -Poxi”

¿Dónde está el espíritu navideño? en los turrones, luces, lotería, regalos, películas, nieve, cabalgatas, vacaciones y en el efecto Oxi Action.                                             
No sé en qué consiste este efecto, como tampoco sé cuál es el “efecto Comptom”. Aun así cualquier apellido que siga a la palabra efecto es muy convincente. Efecto yo-yo o “Efecto dominó, porque domino” decía El Chojin. 

Me hace gracia imaginar a todas las viejecitas en el supermercado, leyendo eso de “oxi algo” y luego comentando a todos los desconocidos en las salas de espera de los ambulatorios lo bueno que este “oxi axi”. Pero en estas situaciones este tema no se trata de primeras. No. Hace falta un calentamiento, un pre, no se puede ir directamente a temas tan íntimos como el aclarado de la ropa sucia. Primero hay que hablar de lo primordial, de lo que todo el mundo se está preguntando: “¿Ud/tú a que hora tiene(s)? ¿A que hora está(s) citada?”.

Más allá de los 15 min, la gente comienza a pensar en otras cosas y en un porcentaje muy alto en cuestiones relacionadas con el sexo como ya he comentado más de alguna vez. Pero más allá de los 25 min, siempre hay una persona que rompe la “armonía” y comienza a disparar: Ufff! hmmm ¿”A qué hora tiene Ud?” Da igual que contestes o que no lo hagas, es un mero trámite, porque esa señora enseguida dice a que hora está citada ella, y dirige la pregunta a todos los de la sala de espera, referenciando cada cita que escucha a la suya, como para dejar presente en la mente de todos la comparación de las citas. Lo peor no es que te vuelva a preguntar a qué hora habías dicho al de 5 min, sino que esta señora “oxi-poxi” ha conseguido el efecto “¿a que hora tiene Ud.?” y como por arte de magia, la sala de espera se convierte en un puro gallinero donde todo el mundo parece apasionado por compartir su opinión sobre un tema tan apasionante.

Además esto no se queda ahí. Ecos de fuego cruzado se suceden porque el subconsciente traiciona siempre. Así cuando alguien entra a la consulta y pasan 10 min, como por arte divino todas las señoras “oxi-poxi” han olvidado a que hora estaban citadas las demás, de forma que en voz alta comienzan a reordenar a todo el mundo.

Quizás dentro de poco, vemos pizarras digitales en las puertas de los médicos donde se muestre hora y apellidos de la persona citada para que nadie tenga tanto entretenimiento gratuito. Pero entonces, esto no sería lo mismo, ¿no? viva el “Oxi-Poxi”!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: