Posteado por: Jose Donosti | 19 diciembre, 2010

Restaurante Japonés

Abrir un japones cotiza al alta. Pero un escandinavo puede molar más. Veamos cómo se posiciona la cocina étnica en España entonces:

Ahora parecen estar muy de moda los mexicanos. Vienen con su tequila, su cervecita y  unos simpáticos tacos y burritos aderezados con salsas, que prometen ver a tu amigo como si fuera Shrek  con la camiseta de la Roja y echando humo por las orejas. Cada unidad se suele vender a 1,50€ y ahora la franquicia Taco Bell ha desembarcado en España y promete poner el estilo taquito más en boga. Además es de los pocos en España que ofrece bebida -no alcohólica- ilimitada -vas y llenas tu vaso cuantas veces quieras de Coca cola zero, light, Fanta limón, naranja, Nestea. Con o sin hielos.

Los restaurantes italianos son de los más listos: vienen con su cocina de alto standing y no importa si son malos o buenos siempre te dan una buena hostia en la factura, eso sí, una elegante claro. Recuerdo cuando fui a uno con Line y ella preguntó si la salsa carbonara de la pasta estaba hecha con leche. El camarero dijo: “Sí, claro! con leche y sus ingredientes como la de siempre. Muy rica” y Entonces Line sonrió y le dijo “entonces yo quiero una pizza margarita,  gracias”. El camarero se quedó a cuadros, pero es que la salsa carbonara no lleva leche, sino bacon, huevo y cebolla. Simplemente la gente la simula echando leche… pero eso distingue la buena cocina de la farsa. (El truco de la pregunta de la salsa)

Luego vienen los asiáticos: Los chinos son muy baratos con menús del día que oscilan entre los 5,75€-9,95€- y están muy extendidos. Su calidad es casi homogénea estilo Mc Donalds/Burger King (aunque algunos se empeñen en destacar la “innegable” superioridad del segundo). Su comida me resulta deliciosa; pero es curioso ver qué diferenciados en rango de precios están con los japoneses.

Un japonés, como Nagoya o Sushi-store, te ofrece comida muy buena y un sushi riquísimo. Eso sí ya que el tratamiento del pescado crudo se trae lo suyo y los precios parecen reflejar esto. En el Nagoya una cena para dos se va a los 50€ y en el Sushi Store un menú del día con entrante, principal y 6 variedades de Sushi a elegir + postre está en los 11.95€ (son muchas cosas pequeñas las que comes, y saciarte saciarte, no. Pero bueno). Me resultó curioso ver que los gestores del Store parecían relativamente jóvenes -20-30 años-. Parece que si unes dinero y apuestas por un modelo de diferenciación como el restaurante japonés, para el cual todos aceptan su precio-calidad, la apuesta te sale redonda. Aún más ahora, que inmuebles bien situados te dan la oportunidad de ubicarte en un sitio de la ciudad que antes no estaba a tu alcance.

Restaurantes con su nicho debido a la inmigración son los centro-sudamericanos. Ir a un cubano/ colombiano y pagar 9 € de menú degustación te da la oportunidad de probar platos desconocidos y sabrosos. Y claro, no nos podemos dejar de lado los africanos. Cerca de mi trabajo hay 2 etíopes donde he oído que los platos se comen con las manos (bueno como el pollo supongo, ¿no?). El que yo he probado es uno marroquí, y he de decir que la combinación de salsas, arroz y carne es genial aunque el humus no me gusta nada.

Yo cuando voy a un restaurante me gusta ir a cualquier de los anteriores. Porque si voy a uno de cocina “española” soy muy crítico. Precisamente en el local que ahora está el Sushi store, solía haber otro restaurante estándar, sin brillo ni gloria, pero con carteles atractivos. Un día entré a cenar con Line y nos pedimos “pincho de tortilla”. Que indignación. Nos habían calentado en el microondas unas de de esas tortillas de supermercado. Para disfrutar en uno de estos restaurantes, la cocina tiene que tener apellidos: no se qué de no se cual a la tal y pascual. Es entonces cuando comes algo nuevo y rico;  sino… simplemente prefiero comer un bocadillo -Aunque, bueno todo tiene su encanto como me enseña Line :)-

Total, que el día menos pensado… abrimos un restaurante escandinavo. No es que destaquen por su cocina y tampoco sería nuevo (ya hay uno sueco)… pero ambientarlo en plan vikingo y con vikingas atraería a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: