Posteado por: Jose Donosti | 2 marzo, 2008

La señora obcecada

Hace ya un par de semanas que sucedió, y por más que quería contarlo no lo he hecho hasta el día de hoy. Será que a veces que los temas se postergan tanto que al final se acaban olvidando. Esta vez, por fortuna no.

 

Eran las 9.10 de la mañana de un día laborable y me disponía a salir de casa. Estaba cogiendo todas esas pequeñas cosas que hacen que nuestro día sea grande, cuando de repente sonó el timbre de mi casa: “Din doooon”, “¿quién es?” pensé, “a estas horas solo podría pensar en Shrek (es el nombre con el que apodamos a nuestro portero, por su parecido físico) o la casera”, pero tampoco estaba convencido.

 

Total, que abrí la puerta y ví como delante de mi se encontraba una mujer de uno 37 años con el pelo rojo moderno y un rostro totalmente anodino para mi. Tras unos segundos de estupefacción míos, y curiosamente suyos, se rompió el silencio que reinaba hasta ese momento: “¿Estos son los laboratorios?” me preguntó. Yo le respondí escuetamente: “¿eh?, No”.

 

Cada uno, en el microsegundo que precedió a ese inusitado comienzo de conversación, pensó para sí que sucedía. Yo tenía claro que ella se estaba equivocando. Mi casa no es ningún laboratorio, al menos oficial. Pero lo curioso y divertido era que ella estaba convencida de estar en el lugar correcto.

 

Me inventaré la calle en la que vivo para mostraros como se desarrolló el dialogo. Ella prosiguió: “Pero esto es avenida de Santa Teresa 4, ¿verdad?”, a lo que yo respondí con un simple “sí”. “Y es el primer piso, ¿cierto?, “sí” le volví a responder. “Entonces estoy en los laboratorios” sentenciaba. No podía ocultar mi risa ante la lógica lineal que estaba siguiendo esta mujer. Yo le repetí que estaba equivocada. Pero ella estaba obcecada, había venido a los laboratorios y estaba claro que ellos se encontraban en mi casa.

 

Como última prueba irrefutable me alegó: “pero si acabo de llamar al portero automático y me ha respondido una mujer diciendo que pasara”. Otra vez me salio la risa. ¿qué le pasaba a esta mujer para no comprender a primera vista que se encontraba en un domicilio particular y no en ninguna otra parte”.

 

Ya se estaba haciendo algo tarde, y tenía que ir al trabajo, así que decidí cortar este rato tan entretenido y le dije: “Vamos a ver, “a qué escalera del edificio se dirige Ud., ella me respondió con tono bajo y con la voz del que entiende que se ha equivocado: “la B”. En ese caso debe seguir el patio hasta llegar al edificio B, este es el A.

 

Fin de la historia. Lo que le pasaba a esta mujer no es raro. Se trata simplemente de una forma limitada de pensar en la que no ponemos todo en contexto y seguimos una misma linea de pensamiento todo el rato. Si estoy en el 1, luego tiene que venir el 2, si hoy es lunes, ayer tuvo que ser domingo.

 

Muchas veces, pensando así, tenemos el 70% de las situaciones resueltas. ¿Pero qué pasa con el otro 30%?, ¿Qué pasa si después del 1 viene el 1 bis y no te das cuenta? ¿qué pasa si sales un Domingo de Australia a las 06:00 con dirección España? ¿Sería lunes o sería domingo de nuevo al llegar a tu destino?. A veces necesitamos salir de la línea lógica, y dar un salto que rompa con los esquemas. Sólo así, el árbol no nos impedirá ver el bosque.

 

Esta es la doctrina de lo que se ha dado por llamar Marketing lateral. Provocar rupturas con el pensamiento lineal que nos planteen nuevos y radicales paradigmas para llegar a nuevas soluciones. Como ejemplo típico está el libro que no se lee […]. Surgieron libros en formato audio.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: